Mostrando entradas con la etiqueta poda. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta poda. Mostrar todas las entradas

Poda suave

Podar se convierte en algo sencillo y beneficioso para frutales y ornamentales, cuando respetamos al árbol como un ser vivo. Esto es lo que el autor nos enseña en este recién publicado Manual de Poda suave. En el nos lleva a entender por qué no es viable forzar ni contrariar un normal desarrollo del vegetal a podar y a lograr la silueta propia de cada especie ganando en belleza, productividad y longevidad. 
Otro útil y didáctico libro publicado por La Fertilidad de la Tierra Ediciones
Autor:Alain Pontoppidan
Editor: La Fertilidad de la Tierra Ediciones
ISBN: 978-84-938289-9-8
Cantidad de páginas: 128 páginas
PVP: 14.00 €

Pequeñas nociones de poda


La poda es una labor muy importante en el cuidado de nuestros árboles ya que favorece el desarrollo saludable y la fructificación de los mismos.

Estamos en los meses idóneos, en el hemisferio norte, para podar nuestros arbustos y arboles frutales, excepto los frutales de hueso (ciruelos, cerezos, melocotoneros...) que se podan en periodo vegetativo para evitar la mala cicatrización de las heridas y la aparición de la gomosis que acabaría matándolos.

Si no hiela, puedes podar arbustos frutales: grosellero, frambueso y zarzamora o los frutales de pepita: perales y manzanos.También evitaremos realizar podas con tiempo lluvioso y húmedo, las heridas cierran mal y pueden ser un foco de penetración de enfermedades.

Los parrales y cepas de viñedos también son podados a finales de enero y febrero. Y las plantas de Kiwi también necesitan nser podadas en invierno.

Con luna menguante, cuando esta adopta la forma de la letra "C": la savia se concentra en las partes subterráneas, es recomendable en esta fase realizar injertos y podas, las ramas y sarmientos son mas resistentes cortadas en esta fase.
Las heridas de poda cuyo diámetro supere los 5 cm, cúbrelas con pasta cicatrizante. Por ejemplo, Lac Balsam, el cual se puede comprar en Internet o en tiendas de agricultura y jardinería
Aprovecha los restos de poda, hojas caídas, restos de verduras de la cocina, etc., para hacer compost casero. Si no dispones de un compostador, puedes adquirirlo en la tienda online de compostadores.com, modelos de calidad y a buen precio.

También puedes empezar en enero con la poda de los arbustos ornamentales y puede aprovecharse este momento para realizar injertos en rosales.

En estos meses puede ser frecuente que haya nieve: En ese caso procura quitarla de las ramas de los árboles, para evitar la rotura de las mismas.

Acabar de podar


Ahora que comienzan a llegar los fríos, aunque este año esta siendo un tanto raro, es tiempo de terminar de podar los arbustos de bayas (grosellas negras, grosellas rojas o blancas y grosellas espinosas) para promover el desarrollo de la nueva madera, que llevará la mayor parte de fruta en las próxima campaña. Para saber el modo de proceder puedes visitar entrada anteriores en las que hablaba de la poda de cada especie.
No te olvides quitar cualquier brote muerto y la madera que pudiese estar enferma. A la hora de elegir las ramas de renuevo deberemos mantener abierto el centro del arbusto para permitir una buena circulación de aire que ayude a prevenir el desarrollo de enfermedades producidas por hongos ademas de una buena iluminación de los frutos.

Tiempo de podar tomates

Los tomates crecen rápido, sobre manera en estas fechas, pero a veces en la dirección equivocada, los brotes laterales en ocasiones desvían el crecimiento quitando vigor y fuerza para fructificar al vástago principal. Ademas un exceso de vegetación impide una buena ventilación y la llegada de la luz al interior de la planta lo que favorece el desarrollo de enfermedades y una mala maduración de los frutos.
Para impedir este crecimiento descontrolado deberemos eliminar los tallos laterales que crecen en la unión de las hojas con el tallo, como se muestra en la foto. Pero no se debe hacer en variedades de tomate de crecimiento determinado, ya que estos tienen un habito rastrero y fructifican en los tallos secundarios también. Tampoco deberemos realizar la poda con tiempo lluvioso y húmedo pues facilitaríamos el desarrollo de enfermedades producidas por hongos, como el temido mildiu del tomate