Mostrando entradas con la etiqueta plantación. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta plantación. Mostrar todas las entradas

Fresas de bosque

No penséis que os he abandonado, solo es que en estas épocas estoy a tope con los cursos y los trabajos del huerto.
Uno de los cultivos con los que ando ahora poniendo en mi huerto, son las deliciosas fresas silvestres (Fragaria vesca) oriundas de Europa. Este año he sembrado variedades como las amarillas "Yellow Wonder" o  variedades rojas como la "Regina" y "Alexandria". Ademas he pedido semillas de variedades de fresas alpinas rusas Fragaria vesca var. alpina, como la "Cuento de hadas" o "Postre de oro". Estas fresas son diminutas pero su sabor y su olor rivalizan con las variedades hortícolas, de mayor tamaño pero menos sabrosas. Ademas son mas resistentes y de mas fácil cultivo.
Para comerlas  os dejo esta curiosa receta que encontré en Internet.
Fresas al riñón.
Es muy fácil, como estas fresas son las bayas más diminutas que podáis imaginar, no hay forma de tener suficientes para preparar nada con ellas. Lo mejor es comerlas tal cual , una aquí, otra allá, agacharse, ...estirarse...arriba..abajo y recordad que hay que doblar algo las rodillas para no castigar demasiado los riñones.

Abril en el huerto


En cuanto el tiempo mejore, que por aquí en el norte esta siendo bastante malo este mes. Deberemos retomar las labores de huerta, hay varias cosillas de las que es recomendable ocuparnos para poder sembrar. Para empezar es una época ideal para abonar si nos gusta hacerlo con abonos orgánicos del tipo del estiércol o compost. Eliminar hierbas y airear la tierra son otras acciones aconsejables para realizar este mes en el huerto antes de trasplantar nuestros cultivos de verano.
Alguna verdura vamos recolectando como espinacas, repollos hierbas para ensaladas , las primeras lechugas y flores de primaveras y pensamientos que van a dar un poco de color a nuestras ensaladas.

La remolacha, otra forma de comerla es posible




Volvemos a estar en la época de sembrar remolachas, esa olvidada hortaliza y de la que considero defensor. Aunque la aversión a esta deliciosa raíz se deba al desconocimiento de su aprovechamiento, la imaginación culinaria de occidente no ha ido mas allá de cocerla durante tiempo y alinarla con vinagre para acompañamiento o ensaladas. poro nos basta con volver la vista a otras culturas para descubrir otras formas de consumo, panes con esta hortaliza, cremas con yogurt y menta o el delicioso Borsch ruso.


Aquí os dejo una forma de preparar esta sopa de la gastronomía rusa y ucraniana.

Ingredientes- 400gr de carne con o sin hueso- 3 remolachas- 200gr de coles o berza- 4 patatas- 2 zanahorias- 1 cebolla- 2 tomates- 1 cucharada de vinagre- Sal y pimienta- Eneldo- Perejil.

Preparación
Preparando el caldo de carne de res: En una olla poner la carne y 3 litros de agua y llevarlo a ebullición, después bajar el fuego. Retirar con un cucharón la grasa que esta flotando en el caldo. Al caldo añádase una cebolla picada y mantenerlo en el fuego lento durante 1 o 2 horas.Cocinando las remolachas: En otro cazo poner 1 cucharada de margarina y derretirla, cortar las remolachas en rodajas finas y echarlas. Echar el tomate cortado. Mantener a fuego lento otra hora. Echarle un poco de caldo y vinagre.Con las verduras: En una cazuela echar una cucharada de margarina, añadir una cebolla cortada en rodajas y zanahorias en rodajas finas, saltearlas durante 15 minutos, remover de vez en cuando.Hacer hervir el caldo de nuevo, añadir patatas y las coles o berzas cortadas en trozos, cocinar durante 5 minutos mas. Añadir el salteado y cocinar durante 10 minutos. Añadir las remolachas y cocinar 5 minutos más. Añadir sal, pimienta negra y si lo desea, un diente de ajo rallado. Se sirve con crema cortada.

Probar a consumirla de otras formas y buen provecho.

Ya es primavera


El invierno se despide de nosotros, dando entrada a la primavera, por lo que las temperaturas comienzan a subir y nos permiten comenzar de nuevo la temporada en nuestro querido huerto.
Ya se nos estaba haciendo largo ese tiempo invernal que nos mantuvo alejados de nuestras plantas, pero por fin la buena noticia, a partir de ahora ya podemos comenzar a cultivar y plantar una buena cantidad de hortalizas al aire libre, siempre y cuando no venga una helada tardía que nos deje sin cosecha.Por eso os daré a continuación una serie de plantas que son más duras y que prosperarán al exterior a pesar de lo cambiante, en lo que a lo meteorológico se refiere, de estas fechas.
Acelgas, habas, remolachas, espinacas, rábanos, cebollas, nabos, algunas coles de primavera, las patatas tempranas., también algunas lechugas, zanahorias y chirivías pueden cultivarse al aire libre, sin ninguna preocupación al tratarse de plantas resistentes.
Ademas de estos cultivos al exterior podemos comenzar a sembrar en el interior o en nuestro invernadero, las plantas más exigentes en calor como pimientos y tomates, para que una vez llegado el mes de abril o mayo, trasplantarlas al huerto.

Imprescindible remolacha


La remolacha de mesa , Beta vulgaris, es un cultivo imprescindible en la huerta, debido fundamentalmente a la riqueza de sus nutrientes y a su rusticidad. Es una planta que crece prácticamente sin problemas, gustándole la humedad y el frescor, por lo que el invierno no suele ser un problema para ella. Manteniendo las hojas al mínimo acumula sus reservas en las raíces.
Yo pongo las semillas directamente en tierra en la primavera, desarrollándose esta a lo largo del verano, y en septiembre las mas tardías, para ir recolectandolas desde que tienen tamaño suficiente se pueden incorporar en los diferentes platos tanto las raíces, como las hojas (sobre todo si son tiernas) especialmente en las ensaladas. Su riqueza en nutrientes la hacen muy adecuada para favorecer una alimentación variada en el invierno. Su zumo, rico en biotina, una vitamina B soluble en agua que desempeña un importante papel en la metabolización de las proteínas, las grasas y los hidratos de carbono, por ello resulta muy recomendable incorporarla en la dieta.
La semilla de remolacha es realmente un racimo (grupo) de semillas en una fruta seca. Varias plantas pueden crecer de cada fruta. por lo que el raleo (selección de mejores plantas) manual es casi siempre necesario. Las plantas de semillero deben aclararse de manera que queden de 4 a 10 centimetros de distancia. Si el raleo se retrasa hasta que las plantas tengan unos 10 cm de altura, las plantas quitadas pueden ser cocinadas o servidas en ensaladas, como la espinaca.
Otros cuidados durante el cultivo son:
-Aporcar (poner tierra al lado de las plantas) frecuentemente es importante, porque las remolachas no compiten bien con las malas hierbas, especialmente cuando son pequeñas.
-Debido a que las remolachas crecen muy cerca de la superficie, desherbado manual y temprano, aporques frecuentes y superficiales son los métodos más eficaces para controlar malas hierbas entre filas (surcos). Si se remueve la tierra profundamente, para quitar las malas yerbas, puede dañar a las remolachas.
-Igual que otros cultivos de raíces, las remolachas necesitan un suelo fértil (especialmente con alto contenido en potasio) para su crecimiento vigoroso.
Mantenga el suelo donde crecen sus plantas de remolacha con una humedad uniforme para que mejore su rendimiento y salgan mas tiernas.
En otra entrada hablaremos de algunas variedades.

Libros pacticos V: Una guia de plantación para iniciarse


Esta guía para principiantes nos ofrece una explicación introductoria y clara de la asociación de cultivos, explicándonos los beneficios de la jardinería y al agricultura en armonía con la naturaleza.. Se exploran las muchas ventajas de la asociación de cultivos y de los cultivos intercalados, y muestra con qué facilidad las técnicas par asociar cultivos pueden ser incorporados en nuestro huerto y jardín para hacerlos más saludables y productivo, ademas de convertirlos en plantaciones mas resistentes a plagas y enfermedades al beneficiarse mutuamente las plantas unas de otras. Profusamente ilustrado y con sencillas explicaciones, se hace un compañero imprescindible para iniciarnos en la siembra y el cultivo. También en ingles aunque es una obra sencilla de entender.
A GUIDE TO COMPANION PLANTING
Michael Littlewood

Cultivos para principiantes II: La lechuga


Hoy hablaremos sobre otros cultivos sencillos con altas probabilidades de éxito si se siguen unos pasos básicos y fáciles.
Ya sea plantada en el huerto tradicional, en una jardinera o en una maceta, la lechuga es una verdura de fácil cultivo y que nos proporcionara una cosecha rápida, abundante y sabrosa.El valor nutritivo de la lechuga es diferente dependiendo de su variedad.Sus nutrientes más importantes son la vitamina A, el potasio y la fibra.
El principal problema con la lechuga es que aborrece el calor, y se pondrá a florecer y echar semillas en muy poco tiempo una vez que las temperaturas comienzan a elevarse, incluso las variedades de verano aborrecen terrenos muy expuestos al calor del sol, aunque aguantan mejor las altas temperaturas. Busque variedades tolerantes al calor para prolongar su cosecha. Otra alternativa es el plantar en una zona donde de la sombra en las horas de mas calor del día.
Mantenga las lechugas bien regadas, y crecerán sin apenas problemas.
Una opción interesante son las lechugas de hoja las que volverán a brotar después de cortar las hojas que necesitemos dándonos una buena provisión de hojas para ensaladas, ademas de permitirnos variar y mezclar diferentes colores y texturas en nuestros platos.

Variedades de lechuga: Se distinguen por grupos morfológicos: - Lactuca sativa, variedad longuifolia. Hojas oblongas (alargadas), bordes enteros, nervio central marcado. * Romana = Oreja de mulo.
* Baby. - Lactuca sativa, variedad capitata. Forman un cogollo de hojas apretadas. * Batavia.
* Trocadero.
* Grandes Lagos.
* Iceberg. - Lactuca sativa, variedad intybácea. Hojas sueltas que se cortan, colores rojizos. * Lollo rossa.
* Red Salade. - Lactuca sativa, variedad angustana. Se aprovecha el tallo antes de que florezca porque es tierno y jugoso.
Otro criterio de clasificación de lechugas:
- Lechuga de otoño
- Lechuga de primavera
- Lechuga de verano
- Lechuga de invierno
- Minilechugas (Mini lechugas o lechugas baby)
Para nuestra zona deberemos ver que variedades se sembraban tradicionalmente y probar cuales van mejor en cada época.

Cultivos para principiantes I: El rabano


Al iniciarnos en el arte de cultivar hortalizas carecemos de experiencia y vamos aprendiendo cada día un poco más acerca de las plantas, por lo tanto lo mejor es que comencemos a aventurarnos en cultivos fáciles, para no quedar decepcionados después debido a que todo ha fracasado debido a la mala elección de un cultivo demasiado complejo para nuestros conocimientos y poca experiencia

Una hortaliza de fácil cultivo que crece con rapidez y no ocupa mucho espacio es le Raphanus sativus conocido vulgarmente como rábano o rábanito.El rábano se encuentra representado en las pinturas de la pirámide de Keops. Se trata, por tanto, de una verdura conocida desde antiguo por las civilizaciones mediterráneas. También se sabe que esta hortaliza era cultivada en la antigua China. De ese modo, no parece claro cuál fue su origen exacto. Se le atribuyen propiedades diuréticas y antiescorbúticas, se dice que ayuda a aliviar la indigestión y las flatulencias y que se puede consumir como expectorante.

Tiene un contenido bajo en calorías, niveles moderados de vitamina C y pequeñas cantidades de vitaminas del complejo B, hierro y fósforo. El rábano tiene un sabor picante característico, debido a la presencia de aceite de mostaza en el tubérculo. Habitualmente se consumen frescos en ensaladas. También se pueden hervir o freír, especialmente los tubérculos de las variedades de ciclo largo, que son más largos y consistentes. Las hojas también son un alimento interesante como sustituto de las espinacas en una tortilla o en un plato de verdura.

El cultivo es muy rápido y se puede hacer casi todo el año pues resiste el frio, siempre y cuando no haya peligro de heladas fuertes. En invierno la duración del cultivo será mayor que en verano y primavera. El calor intenso del verano puede provocar un gusto más picante y el espigado de la planta sobre todo si se descuidan los riegos; aunque existen variedades de verano que toleran mejor el calor estival. A la hora de plantar se debe hacer la siembra directamente sobre el terreno, esparciendo las semillas o en echándolas en hileras. Después de la germinación, deberemos eliminar las plantas que sobren hasta dejar unos 5 cm de separación entre ellas Es una buena idea sembrar una hilera de rabanitos cada 10 días para obtener una cosecha continua durante toda la primavera y verano.

Como se trata de un cultivo muy corto, no presenta incompatibilidades importantes. Aun así, se asocia bien con lechugas y guisantes, y es preferible evitar las verduras de la misma familia como la col, la coliflor o el nabo. Además no es muy exigente en clima y se adapta a cualquier tipo de suelo, aunque prefiere aquéllos ricos en humus. Es interesante para el cultivo en macetas y balcones debido a que no ocupa mucho espacio y crece con gran rapidez.