Mostrando entradas con la etiqueta pequeños frutos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta pequeños frutos. Mostrar todas las entradas

Más bayas



Como una alternativa a diversificación en la producción frutícola dentro de la agricultura familiar, podemos plantar varios arbustos y árboles frutales poco comunes que añadirán variedad y un aporte de vitaminas a nuestra dieta. Algunos de los qu podemos incluir en nuestra finca son el aquí conocido como el carampanu (Mespilus germanica) ahora casi desaparecido, la feijoa (Feijoa sellowiana), el espino amarillo (Hippophae rhamnoides) arbusto muy rustico y con bayas muy ricas en vitamina C.

Otro arbusto interesante es la murtilla (Ugni molinae) es una especie arbustiva endémica de Chile y la única investigada con fines productivos y de domesticación. Debido a sus bajos requerimientos de fertilidad de suelo y su gran habilidad para competir con otras especies, la murtilla podría convertirse en una interesante opción frutícola para la zona norte de la península, donde las condiciones climáticas se parecen a las de su zona de origen. Esta planta produce gran cantidad de bayas del tamaño de un arándano, desde mediados de verano hasta la entrada del otoño. Los usos son parecidos a los de otras bayas. Vegeta a la sombra siendo ideal para plantar debajo de grandes árboles o en un bosque. Necesita áreas con constantes precipitaciones. Aguanta períodos secos cortos pero que no duren más de 1 mes.

A la hora de plantar arándanos


El arándano, al igual que todas las especies vegetales que podemos tener en nuestra huerta, necesita de nuestro cuidado y atención, sobre todo si esperamos obtener una buena cosecha

Es importante que los arándanos se establezcan antes de permitirles dar sus frutos. . Para poder permitirlo,los plantones deben ser podados cada año para evitar la fructificación que se traduce en un crecimiento débil y pobre del las plantas. Hay que eliminar todas las flores que aparecen los dos primeros años. Para esto cortaremos el tercio superior de las ramas y toda la madera vieja y debil que pudiese tener la planta, , hay que realizar una poda drástica, dejando solo los dos o tres mejores sarmientos.

Nuestra espera sera recompensada, en años posteriores con deliciosa fruta y llena de vitaminas y antioxidantes.La paciencia habrá merecido la pena y nuestras plantas crecerán sanas y fuertes.

Alimentar nuestros berries


A finales del invierno también es necesario preparar y abonar los pequeños frutos para que la fruta que nos den sea de mayor tamaño. Para ello debemos revisar los arbustos y ver en que circunstancias se encuentran, por si hubiese quedado por podar algo,eliminar las hierbas adventicias y si es conveniente acolchar ya que estas plantas no toleran bien que se cave a su alrededor puesto que tienen raíces superficiales. También es la época de abonar con abonos orgánicos, que van liberando nutrientes lentamente y poniéndolos a disposición de la planta cuando esta los precisa, ayudando así a los arbustos a brotar y florecer. Deberemos usar abonos adecuados que no cambien el ph del suelo, deberemos tener en cuenta que algunos de estos frutales necesitan tierras ácidas. En junio deberíamos de aportar algo mas de abono para ayudar a la planta con el desarrollo de los frutos y de las yemas de flor para el año siguiente.

Pequeñas nociones de poda


La poda es una labor muy importante en el cuidado de nuestros árboles ya que favorece el desarrollo saludable y la fructificación de los mismos.

Estamos en los meses idóneos, en el hemisferio norte, para podar nuestros arbustos y arboles frutales, excepto los frutales de hueso (ciruelos, cerezos, melocotoneros...) que se podan en periodo vegetativo para evitar la mala cicatrización de las heridas y la aparición de la gomosis que acabaría matándolos.

Si no hiela, puedes podar arbustos frutales: grosellero, frambueso y zarzamora o los frutales de pepita: perales y manzanos.También evitaremos realizar podas con tiempo lluvioso y húmedo, las heridas cierran mal y pueden ser un foco de penetración de enfermedades.

Los parrales y cepas de viñedos también son podados a finales de enero y febrero. Y las plantas de Kiwi también necesitan nser podadas en invierno.

Con luna menguante, cuando esta adopta la forma de la letra "C": la savia se concentra en las partes subterráneas, es recomendable en esta fase realizar injertos y podas, las ramas y sarmientos son mas resistentes cortadas en esta fase.
Las heridas de poda cuyo diámetro supere los 5 cm, cúbrelas con pasta cicatrizante. Por ejemplo, Lac Balsam, el cual se puede comprar en Internet o en tiendas de agricultura y jardinería
Aprovecha los restos de poda, hojas caídas, restos de verduras de la cocina, etc., para hacer compost casero. Si no dispones de un compostador, puedes adquirirlo en la tienda online de compostadores.com, modelos de calidad y a buen precio.

También puedes empezar en enero con la poda de los arbustos ornamentales y puede aprovecharse este momento para realizar injertos en rosales.

En estos meses puede ser frecuente que haya nieve: En ese caso procura quitarla de las ramas de los árboles, para evitar la rotura de las mismas.

Acabar de podar


Ahora que comienzan a llegar los fríos, aunque este año esta siendo un tanto raro, es tiempo de terminar de podar los arbustos de bayas (grosellas negras, grosellas rojas o blancas y grosellas espinosas) para promover el desarrollo de la nueva madera, que llevará la mayor parte de fruta en las próxima campaña. Para saber el modo de proceder puedes visitar entrada anteriores en las que hablaba de la poda de cada especie.
No te olvides quitar cualquier brote muerto y la madera que pudiese estar enferma. A la hora de elegir las ramas de renuevo deberemos mantener abierto el centro del arbusto para permitir una buena circulación de aire que ayude a prevenir el desarrollo de enfermedades producidas por hongos ademas de una buena iluminación de los frutos.

La Lonicera kamtschatica; otro arbusto de bayas



Lonicera kamtschatica Familia:Caprifoliacéas Es una variedad de madreselva con bayas comestibles. Sus pequeños frutos se parecen a arándanos gruesos y alargados. Son carnosos, y su piel azul esta cubierta de pruina, como los arandanos y las endrinas. Su gusto es suave y delicado , entre el arándano y el kiwi, ligeramente ácido y no demasiado azucarado. Es una planta de las consideradas beneficiosas para la salud, reconocida para el alto contenido en vitaminas de sus frutos;son ricos en vitaminas B y C. Que ademas fructifica temprano. cuandoaun no son muchas las frutas que podemos recoger en nuestro huerto, la cosecha se efectúa en primavera, cerca de mayo.

El cultivo de este arbusto es sencillo, al tratarse de una planta muy rustica, aguanta -40º al proceder de Siberia. Éste tiene, en cambio, un crecimiento lento y no sobrepasa 1m50 a la edad adulta. La floración es muy tempranaen pleno invierno.

Una jaula para nuestros frutales


Los pájaros pueden llegar ha ser un incordio en el cultivo de los pequeños frutos, sobre todo los de color rojo. Yo he probado todo tipo de tiras, reflectantes y sonoras, Cds y otros artilugios para mantenerlos alejados, pero al final se acostumbran y vuelven a por tan deliciosas viandas.
A parte de sembrar más arbustos con al intención de que dejen alguna para nuestro consumo, estoy considerando el construir una jaula para el cultivo de mis arbustos frutales. Entrar en ella es como un paseo por la despensa, donde se abre la puerta y todos los arbustos de frutos están creciendo juntos y protegidos esperando a ser recolectados; ademas nos evita el tener que cubrir cada planta con red con el consiguiente ahorro de trabajo y de malla. Puedes optar por comprar kits para el montaje de jaulas de frutas, compuestos por un armazón de metal y malla de plástico o puedes construir tu propio marco de madera y colocar alambre y malla al mismo. Un tamaño típico es de 7m de largo, 3,5 de ancho y 2 metros.Pero siempre puedes adaptar la longitud y anchura a tus necesidades, pero ten en cuenta que la red se vende generalmente en anchuras de 2,4 m.
Para ponernos manos a la obra en primer lugar compraremos listones de madera tratada para que aguanten la intemperie(por lo menos 2,4 m de largo). Y seguiremos los siguientes pasos:
-Cortar las vigas a la longitud deseada y las pones sobre el suelo para marcar su posición. Coloca en su sitio los montantes o pilares verticales con cuidado y clavalos en el suelo. Todos los soportes deben tener la misma altura, compruébalo con un nivel de burbuja.
-Fijar las vigas transversales a los puntales con soportes metálicos.
-Hacer un marco de la puerta y fortalecerlo con listones de madera para que sea mas resistente.Ajustar las bisagras de la puerta en posición vertical y la cerradura a la puerta. Colocarla en su lugar y comprueba que la puerta abre y cierra correctamente.
-Cubre la estructura con la red (y el cable si se utiliza). El techo de la construcción debe estar razonablemente tenso, para que las aves no puedan acceder y no se lo lleve el viento.Asegurarse que la red también esta bien fijada al suelo. y que no esta roya por ningún sitio, si esto ocurriese hay que repararla antes que las aves den con el agujero en la red.
Y ahora a ver si podemos comer tan deliciosas bayas sin tener que preocuparnos por comensales no invitados.