Mostrando entradas con la etiqueta fertilización. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta fertilización. Mostrar todas las entradas

Mildiu del tomate

Comenzamos con la plantación  de tomates al aire libre ahora que empiezan a subir las temperaturas, sobre todo las nocturnas.  Un problema mas que habitual aquí en la cornisa cantábrica donde la humedad ambiental es alta, es el mildiu. Para ayudar a nuestros tomates frente a esta enfermedad producida por hongos del  género phytophtora os dejo algunos métodos ecológicos y de manejo.

Consejos para el tratamiento del Mildiu
Hemos constatado que el manejo del riego se vuelve fundamental a la hora de controlar la expansión. El estrés hídrico altera los mecanismos defensivos de la planta, asimismo, en suelos cuya flora microbiana está alterada también son más propensas las plantas a esta enfermedad (y a cualquiera).

El correcto manejo del riego y del suelo, con aportaciones periódicas de materia orgánica de buena calidad, como el humus de lombriz, se hacen muy necesarios para incrementar los diversos y complejos mecanismos de protección de las plantas.

Por otro lado, debemos buscar plantas, semillas y demás material resistente al patógeno.
Asimismo los extractos de plantas y de algas y otros tratamientos naturales consiguen aminorar e incluso controlar la enfermedad.

Tradicionalmente las sales de cobre en sus distintos compuestos han sido los productos utilizados para el control del mildiu. Sulfato de cobre, oxicloruro de cobre, caldo bordelés, hidróxido cúprico, etc.
También las decocciones, infusiones, fermentaciones (según cada planta) de cola de caballo, ortigas, manzanilla, saúco (sambucus nigra), son muy interesantes porque generalmente tienen dos mecanismos de actuación, uno directo y otro a través de la inducción a resistencia frente a enfermedades. También como nutrición foliar.
La búsqueda y selección de variedades locales de semillas (sobre todo de hortícolas) es muy importante a la hora del control de patógenos (como el mildiu), puesto que iremos seleccionando las variedades que mejor resisten. El intercambio de semillas entre agricultores de la zona ha sido siempre la garantía de variabilidad y viabilidad de las especies cultivadas por el hombre.
La utilización de compost maduros y de buena calidad, humus de lombriz, etc. que posibiliten la mejora del suelo y el combustible para la expansión de la vida microbiana, ese complejísimo mecanismo que es el verdadero artífice de la nutrición y de la salud de las plantas.
Espero os haya sido de alguna ayuda.

Un nuevo metodo de producir alimentos. La Acuaponia.

La acuaponia es una mezcla de hidroponia y acuicultura, es decir, cultivar plantas con el abono que producen los peces de criadero. Es un sistema ecológico y sostenible de producción de alimentos. Se crían animales acuáticos, como algunos tipo de peces (especialmente tilapias), cangrejos o camarones, al tiempo que se cultivan plantas en agua. En la acuicultura, los peces ensucian el agua con sus desechos. Pero, con la acuaponia, este agua se dirige al sistema hidropónico, donde es filtrado por las plantas que utilizan los nutrientes, de modo que el agua queda lista  y filtrada para volver a las piscinas donde viven los peces. Además, los sistemas son neutros en emisiones de carbono.
La acuaponia todavía se está investigando y necesita desarrollarse más para ser eficiente, pero puede tener un gran futuro para producir comida de una forma ecológica.
Si queréis saber mas sobre este interesante sistema podéis visitar Acuaponia. TV.

Curso en el Botánico

No se si me echabais de menos, pero últimamente ando un poco liado con los cursos de formación. Sin ir mas lejos mañana dentro del ciclo Escuela de Jardinería del Jardín Botánico Atlántico de Gijón doy  un curso sobre plantas fortificantes y asociaciones de cultivos parte del programa  de este trimestre titulado "Ayudar a nuestras plantas con plantas". Si os animáis el curso es de 10,30 a 14 y se apunta en taquilla.
Para los que no podáis ir os dejo algunas asociaciones interesantes para el huerto. Las asociaciones de cultivos son simbiosis de plantas que mejoran el suelo, plantas que no compiten por los mismos nutrientes y que se protegen de las plagas con mayor facilidad. La asociación de cultivos es necesaria para no deteriorar nuestros suelos constantemente, para ganar biodiversidad y para que nosotros trabajemos menos.

La borraja plantada junto al tomate resulta una gran potenciadora de sabor y del crecimiento. Yo la he probado este año, pero la borraja se expande con mucha facilidad y es preferible alejarla del huerto.

De las mejores asociaciones que pueden hacerse en un huerto, y resulta espectacularmente bello. Siembra primero el maíz y cuando mida alrededor de un palmo, planta judías. Las judías utilizarán el maíz como tutor y a cambio segregarán nitrógeno para el maíz. Además no necesitarás cañas y se complementarán perfectamente. Si además pensamos en el trabajo de intercalar algunas calabazas para acolchar el suelo y protegerlo del sol de verano, ya podemos disfrutar de una simbiosis perfecta. Esta asociación precolombina se aplicaba tradicionalmente aquí en Asturies para el cultivo de les fabes.

Una combinación ideal para principiantes, ya que las 3 plantas crecen rápido y son muy agradecidas. Planta la lechuga en los laterales, y en el centro combina zanahoria y rabanito sembrando a voleo. Puedes añadir alguna flor que te apetezca tener, como la caléndula.

Mas sobre la consuelda

Antiguamente se usaba la consuelda (Symphytyum officinale) para soldar los huesos en caso de rotura, por su capacidad regeneradora.Su poder regenerador se debe a que promueve la rápida división de las células, acelerando su multiplicación.
 El Purín de Consuelda se aplica a las plantas para dinamizar su crecimiento, para favorecer la inducción de más frutos o flores (en cuyo caso se debe tratar antes de que éstos aparezcan), y para cicatrizar las heridas producidas por la poda, el pedrisco o cualquier adversidad. Esta planta extrae además gran cantidad de nutrientes del suelo aportandolos a nuestras plantas al regar con el purín o utilizarla como acolchado. 
Por su riqueza en K (potasio) debemos utilizarla en sustitución de los preparados de ortiga e n las plantas de fruto cuando estos empiecen a formarse.
Combinada con decocción de cola de caballo  se potencian los efectos fungicidas. 

 El purín se prepara como el ortigas, añadiendo 1kg de planta en 10l de agua de lluvia y revolviendo diariamente la mezcla durante unos 14-21 días. Después solo nos queda filtrar y diluir 1l en 20l de agua para su aplicación.
Para esta preparación también se utiliza la consuelda Rusa (Symphytyum x uplandicum) por su crecimiento mas rápido.Además con raíces que penetran hasta 3 metros de profundidad, la consuelda rusa es una planta altamente eficaz en la recolección de minerales y al ser un híbrido no se expande con la facilidad de otras especies mas invasivas.

Alimentar nuestros berries


A finales del invierno también es necesario preparar y abonar los pequeños frutos para que la fruta que nos den sea de mayor tamaño. Para ello debemos revisar los arbustos y ver en que circunstancias se encuentran, por si hubiese quedado por podar algo,eliminar las hierbas adventicias y si es conveniente acolchar ya que estas plantas no toleran bien que se cave a su alrededor puesto que tienen raíces superficiales. También es la época de abonar con abonos orgánicos, que van liberando nutrientes lentamente y poniéndolos a disposición de la planta cuando esta los precisa, ayudando así a los arbustos a brotar y florecer. Deberemos usar abonos adecuados que no cambien el ph del suelo, deberemos tener en cuenta que algunos de estos frutales necesitan tierras ácidas. En junio deberíamos de aportar algo mas de abono para ayudar a la planta con el desarrollo de los frutos y de las yemas de flor para el año siguiente.

Preparandose para brotar








Durante finales de febrero y marzo la actividad radicular de nuestros frutales se intensifica, para comenzar con el acumulo de nutrientes necesarios para brotar. Siendo por lo tanto este el momento de aplicar abonos de origen organico, se van disolviendo mas lentamente en el tereno facilitando la absorción por nuestros árboles frutales y evitando el lavado de los mismos por las lluvias, despues de una leve cava del suelo del vergel.

Carencia de magnesio




En climas muy húmedos o veranos muy lluviosos, elementos del suelo como el hierro y el magnesio pueden ser arrastrado a capas mas profundas. Entonces las hojas muestran un tono amarillento entre las nervaduras de las hojas, empezando por las puntas de y progresando hacia adentro entre las venas.Las venas sin embargo siguen siendo algo verdes, esto es muy importante para no confundir esta deficiencia con otras.En otoño estas hojas caen antes de tiempo. Los niveles bajos de Mg en las plantas forrajeras, como los pastos y la alfalfa, pueden causar problemas al ganado. Si los animales consumen forrajes bajos en Mg pueden sufrir hipomagnesemia o tetania de los pastos, la cuál es una deficiencia de los niveles Mg en la sangre
Otra de las causas más frecuentes de la carencia magnésica en el suelo es el exceso relativo de Potasio y los abonos con N en forma de amonio. Por lo tanto no es conveniente abusar de abonos demasiado ricos en estos compuestos.
Para corregir graves deficiencias se puede usar Sulfato de Magnesio. Un remedio tradicional y sencillo para reponer el magnesio consiste en regar las raíces y las hojas con epsomita (MgSO4 · 7H2O) Una forma natural del sulfato de magnesio. Diluyendo 220 gr de esta sal en 10 litros de agua.
El control del ph del suelo, mediante el aporte de dolomita en suelos ácidos y abonos como los procedentes d algas marinas pueden evitar , sin que tengamos que acudir a remedios químicos la falta de magnesio en nuestras plantas. Además las rocas silíceas (2 - 10 % de MgO) y el pathenkali (8 % de MgO), que aportan cantidades notables de magnesio, también se emplean en agricultura biológica .

Cultivar verduras de invierno en contenedores


La verduras de invierno como col, brócoli, col rizada, lechuga, rábanos, zanahorias y cebollas son fáciles de cultivar en contenedores. Los únicos requisitos son un espacio, interior o exterior, con suficiente luz solar o artificial y un lugar donde proteger a las plantas de las heladas.
  1. Escoja recipientes lo suficientemente grandes que puedan mantener las plantas a través de su ciclo de crecimiento. Un recipiente de dos litros es lo suficientemente grande para un brócoli o col rizada. Un contenedor de tres litros es suficientemente para una col de Bruselas o coliflor madura. Inicie varias semillas en cada maceta con el número adecuado de plantas maduras. También se pueden sembrar vegetales para ensaladas durante el invierno.
  2. Coloque su jardín cerca de una ventana que reciba mucha luz solar. Los vegetales necesitan de seis a ocho horas de luz solar diaria para crecer.
    Coloque una capa de cerámica rotas o piedras pequeñas o gravilla en el fondo de la maceta antes de añadir la tierra para ayudar con el drenaje. Asegúrese de poner bandejas en las macetas para evitar que el agua se escape. Llene sus macetas con tierra.
  3. Revise su macetohuerto a diario. Las plantas cultivadas en macetas necesitan más agua que las cultivadas en la tierra. Riegue cada vez que el suelo se vea seco. Eche agua hasta que el exceso salga por los agujeros de drenaje.
  4. Alimente a sus contenedores con un fertilizante orgánico soluble en agua cada dos semanas. Recoja las verduras en cuanto estén maduras para permitir que las plantas sigan produciendo.




Aplicación del té de compost



En la anterior entrada hablábamos de un abono liquido a base de compost de nominado por los anglo parlantes como "Té de compost". Hoy veremos como utilizarlo una vez elaborado.
  • ¿Cómo se aplica el té de compost?
El té se puede aplicar bien regando el suelo o bien rociando las hojas de las plantas que queramos beneficiar.
A la hora de aplicar el té de compost, es bueno hacerlo inmediatamente una vez producido, para así asegurar que conserve el mayor número posible de sus nutrientes, organismos y beneficios iniciales. En el caso de que aún no se pueda aplicar, se puede guardar en botellas cerradas y protegidas del sol, pero lo ideal sería que estuviesen guardado el menor tiempo posible antes de su uso.
Es bueno aplicar el té de compost cuando sea difícil poner compost sólido o bien como complemento del compost sólido, coincidiendo con épocas de mayor desarrollo vegetativo de nuestras hortalizas, momento en que las necesidades nutritivas son mayores.

Un abono liquido: el té de compost

Té de compost es un fertilizante líquido de oro para flores, hortalizas y plantas de interior. Muy utilizado por los anglosajones que son los que desarollaron la técnica.
El té de compost es el extracto líquido de compost, también se usa estiércol de vaca maduro en polvo aunque esta practica se esta abandonando, produciendo un abono de alta calidad que contiene microorganismos beneficiosos y nutrientes que le aportan a los cultivos vitalidad y fuerza para poder hacer frente a enfermedades y plagas.
¿Qué ventajas tiene el té de compost?
- Mejora la tolerancia al stress medioambiental de la planta. - Inhibición de patógenos e infección por los mismos. - Mejora el ciclo de nutrientes de la planta. - Aporta vitalidad y fuerza a la planta. - Es compatible con equipos de aplicación estándar (Mochilas y fumigadores). - Condiciones de trabajo y laboreo más seguras al ser un producto no tóxico. - Fortalece el sistema inmunológico de las plantas. Aumenta su resistencia a enfermedades.
- Restablece la microflora del suelo. - Aumenta la calidad agroalimentaria. El sabor , el contenido en nutrientes y el aroma se ven incrementados en plantas a las que se le aplica este abonado.
- Protege los cultivos de plagas y enfermedades. - Incrementa el crecimiento de la planta .
Cómo hacer té de compost:
En primer lugar llenar casi hasta arriba un balde o recipiente grande con agua de lluvia (si se utiliza agua del grifo déjela reposar durante la noche para deshacerse de cloro que de lo contrario va a matar los organismos beneficiosos del suelo que viven en el compost). Es mejor si el recipiente utilizado tiene una tapa ajustada para excluir los mosquitos y el olor . Un contenedor de basura plástica de unos 44 litros con tapa es una buena alternativa.
A continuación, se forman unos cuadrados"para bolsitas de té" con un saco de arpillera o una bolsa de tela. En el interior de las bolsitas de té ponemos una cantidad de estiércol de vaca maduro o de compost que sea aproximadamente una décima parte del volumen de su agua. Así, por un balde de 25 litros tendremos que utilizar unos 2,5 litros de compost. Atamos las "bolsitas de té" con una cuerda cerrándolas bien y sumergirlas en el agua atadas aun palo o a la tapa para evitar que se hunda.
La mezcla debe reposar durante unas tres semanas antes de que este listo para utilizar. Mientras tanto, como cualquier buena taza de té, el té se verá mejorado si a la bolsa de té la sacamos y volvemos a remojar y airear la mezcla fertilizante por agitación, esto agiliza el proceso y produce un mejor resultado final.
En posteriores entradas veremos la dosis y la forma de aplicarlo. mientras podemos ponernos manos a la obra para ir preparándolo.

Set up for making compost tea or liquid manure




Reforzante para nuestras plantas


Aquí os dejo la composición de un interesante reforzante para nuestras plantas que he encontrado en internet, leyendo un articulo del autor anteriormente citado Mariano Bueno.

Preparación para reforzar las plantas.



  • Ingredientes: 400 g. de ortiga seca, 3 kilos de estiércol de oveja, 1/2 kg. de cola de caballo, de 2 a 4 kg. de ceniza.

  • Preparación: todos estos ingredientes se mezclan. Se hierven 100 litros de agua y cuando está hervida el agua se echan los ingredientes y se deja reposar 20 minutos mínimo.
Sera cuestión de probarlo, el único problema que le veo es conseguir estiércol de oveja ademas de no decir nada del modo de aplicarlo aunque me imagino por la cantidad de agua usada que se aplicara sin diluir.